Barcelona: update mercado turístico y hotelero

By Antoni Cuadrada on 20. julio 2020

MR Barcelona ES

Barcelona: Turístico y Hotelero

Barcelona es apreciada por su calidad de vida. La creatividad, el cosmopolitismo y la innovación, son valores que se asocian con la ciudad y que la hacen muy atractiva para vivir, trabajar en ella o para visitarla.

Turismo 

En Cataluña en 2019 hubo 20.737.029 viajeros y 58.222.342 pernoctaciones, de las cuales 8.517.891 viajeros y 21.371.417 pernoctaciones fueron en Barcelona ciudad, el 41% de turistas que visitan Cataluña es con destino a la ciudad condal.

Barcelona tuvo en 2019 una ocupación media del 80%, situándose los meses de Mayo, Junio y Julio como las ocupaciones más altas de todo el año. En Febrero y Marzo se mantienen unas ocupaciones altas gracias a la gran cantidad de eventos y congresos que recibe la ciudad. Los indicadores hoteleros de la ciudad nos dejan con un ADR de 135,25, un REVPAR de 106,49 y una ocupación media del 80% un 2,5% más que en 2018, según el instituto de estadística de Cataluña.

Impacto Covid-19 

El covid-19 ha afectado gravemente al turismo de la ciudad, que tendrá que afrontar esta situación para recuperar el turismo. Ha perjudicado considerablemente el turismo MICE en una época en que Barcelona estaba en la cuarta posición del ranking mundial según ICCA. En 2019 atrajo alrededor de 160 congresos internacionales de más de 50 personas.

La situación del turismo tras la crisis del COVID-19, es un problema de extraordinaria relevancia, por ser el sector que más aporta a la economía española, con un 14,6% del PIB, y 2,8 millones de empleos (WTTC, 2019), y por su influencia en el conjunto de sectores, debido a los efectos multiplicadores del turismo sobre la producción interna y la renta. Sin embargo, a veces se considera que el turismo no satisface primeras necesidades, cuando esto no es así.

Es probable, que el grueso del sector turístico no recuperare una mínima normalidad hasta el 2021, las medidas fiscales y financieras, además de los ERTE, no podrán evitar la quiebra de muchas empresas y la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo.

La caída en el porcentaje del número de turistas será prácticamente similar al del hundimiento de la actividad. De este modo, los meses del verano experimentarán un desplome en las cifras que situarán el número de turistas muy lejos de lo habitual en la ciudad. Además, esta caída en la actividad en el conjunto del año supondrá la pérdida de alrededor de 83.000 millones de euros para el sector turístico español y un millón de trabajadores relacionados con el turismo parados a finales de año.

La temporada de verano este año será la peor de la serie histórica con un desplome de la actividad de un 47,6% en el tercer trimestre, tomando como referencia las reservas y los datos recogidos hasta el 10 de junio. Además, esta caída en la actividad en el conjunto del año supondrá la pérdida de alrededor de 83.000 millones de euros para el sector turístico español y un millón de trabajadores relacionados con el turismo parados a finales de año.

Esta crisis va a cambiar el sector turístico a corto, medio y largo plazo en muchos aspectos. En un corto plazo probablemente empezamos a ver una tendencia positiva hacia el turismo rural, ya que el turismo probablemente se decante por viajar en su propio coche y alejarse de las grandes ciudades. El parón del turismo como consecuencia del coronavirus debería servir para reinventarse y conseguir diferenciar el turismo urbano.

Antoni Caudera

Sobre el Autor

Antoni Cuadrada acuadrada@horwathhtl.com